Una casa no es una casa sin electrodomésticos funcionales y útiles que le permitan lavar los platos, lavar la ropa e incluso evitar que se estropeen los alimentos. Tener electrodomésticos funcionales hace que una casa sea habitable y también aumenta el valor minorista cuando va a vender. Pero, ¿qué haces cuando posiblemente tu electrodoméstico más importante, el refrigerador, deja de funcionar? Estas son las mejores formas de ahorrar dinero en la reparación de refrigeradores.

1. Identificar el problema

Cuando algo sale mal con su dispositivo, lo primero que debe hacer es identificar cuál es el problema de la manera más específica posible. ¿La unidad ha dejado de enfriarse o producir cubitos de hielo? ¿Hay ruidos extraños provenientes del compresor? Mire qué función ya no funciona correctamente y primero haga un poco de solución de problemas básicos. A veces, incluso puede solucionar el problema de esta manera, especialmente si el problema es tan simple como un fusible, filtro, bombilla o mal funcionamiento eléctrico, es decir, el cable de alimentación no está enchufado.

2. Verifique si está en garantía

Después de haber identificado el problema con el que está lidiando, verifique si ese problema específico está cubierto por la garantía del fabricante. Algunos problemas se cubrirán a partir de un año o más y se pueden manejar directamente a través de la compañía o un proveedor de servicios designado para reemplazar y reparar esa marca particular de electrodomésticos. No pague por una reparación si puede reemplazarla o repararla gratis bajo garantía.

3. Llame a los servicios de reparación

Si el problema es algo que no puede solucionar usted mismo o requiere desmontaje, se recomienda que llame a una empresa de servicios de reparación en lugar de intentar hacer el trabajo usted mismo. En algunos casos, las garantías se pueden anular sin que los proveedores de servicios aprobados oficialmente hagan el trabajo.

4. Seleccione una empresa de buena reputación.

Hay muchas maneras de encontrar una empresa de confianza para sus necesidades de reparación y servicio de electrodomésticos. Puede usar sitios de revisión en línea, consultar en su directorio telefónico las compañías recomendadas, usar el boca a boca de otros propietarios de viviendas o de la asociación de propietarios de viviendas, o llamar a la tienda donde compró el electrodoméstico para obtener recomendaciones. Muchas veces, la tienda que compró se contratará con un taller de reparación interno o se subcontratará con uno.

5. Considere planes de mantenimiento

Cuando todo esté dicho y hecho, considere un plan de mantenimiento en su electrodoméstico. Los planes de mantenimiento generalmente incluirán un mantenimiento programado regularmente que puede evitar que los problemas se conviertan en un problema en primer lugar. Por lo general, también cubrirán un porcentaje establecido, si no el 100%, del costo de reparación en caso de falla.

Use estos consejos para asegurarse de que sus electrodomésticos estén funcionando en la mejor forma.



Source by Christopher Rivera

WhatsApp Contacte con nosotros por Whatsapp